La economía circular (EC) es un nuevo modelo colaborativo de desarrollo de bienes que beneficia directamente a los proveedores de servicios, optimizando el uso de los recursos naturales, reduciendo las emisiones de carbono y aumentando el reciclaje.

Esta nueva mirada motivó a FCh a conocer la visión estratégica del modelo a través de la Fundación Ellen MacArthur, precursora de la EC en el mundo. Fundación Chile considera que la economía circular rompe los paradigmas que limitan la innovación y el emprendimiento. La experiencia de otros países nos señala que este modelo económico otorga grandes oportunidades de negocios con recursos sostenible.

 

 

 

Núcleos de Economía Circular

La Economía Circular genera beneficios en todos los niveles: clientes, empresas y sociedad en su conjunto, dado que genera una nueva visión de mundo al reutilizar, reparar, regenerar y preservar los recursos naturales del país. Esto abre nuevas oportunidades de “repensar el progreso”. Para entender este cambio, es clave conocer sus desafíos y características.

¿Por qué migrar a una Economía Circular en Chile?

En un modelo económico abierto al mundo como el de Chile, que promueve el libre comercio y busca activamente acuerdos con otros países y bloques comerciales, el modelo de economía circular se ajusta a la tendencia significativa de evolucionar hacia una nueva lógica de hacer negocios.

Esto implica abordar activamente las energías renovables a nivel país, eliminar los residuos de la cadena de valor, rediseñar productos eficientes con el medio ambiente y apostar por un comercio basado en el llamado “internet de las cosas”.

Humedal artificial

La iniciativa desarrollada por Fundación Chile en conjunto con Infraplast y Polpaico, consiste en una tecnología de tratamiento de aguas residuales que funciona con microorganismos que crecen en las raíces de las totoras, las que se alimentan de compuestos orgánicos que puedan contener las aguas y luego son filtradas por una gravilla.

Energías Marinas

Chile tiene 4000 kilómetros de costa, y por eso es muy relevante entender el uso de energías marinas para combatir la crisis energética que azota en la actualidad y avanzar hacia una cultura sustentable.

Acuiponía solar

Unión de la acuicultura y la hidroponía en un medio ambiente simbiótico para producir alimentos más sustentables con la ayuda de la energía solar. Los residuos de los peces se transforman en nutrientes para las hortalizas y la energía solar permite la recirculación del agua.